EXPERTOS EN INERTIZADO DE DEPÓSITOS DE GLP

En los últimos años EMOI,S.A. se ha convertido en una de las empresas de referencia en el inertizado de depósitos de GLP.

La inertización es un proceso previo y obligatorio a la baja de un depósito de GLP. Estos trabajos consisten en la limpieza interior del tanque con los medios adecuados, con las máximas garantías en materia de seguridad y la adecuada gestión de los residuos generados. Todas estas actuaciones están encaminadas a evitar un potencial peligro para las personas y, también, para el medio ambiente.

 

¿Qué pasos se siguen en la inertización de un tanque de GLP?

 

A modo de resumen, se pueden definir 6 pasos en este tipo de operaciones:

 

  1. SEÑALIZACION Y VALLADO DE LA  ZONA DE TRABAJO: El primer paso es situar e identificar el Depósito en el que vamos a trabajar. Para ello se realiza una visita al lugar donde se ubica, para ver entre otros, la necesidad de vallas, señalización, etc. Todo ello encaminado a la realización de un  trabajo seguro y que no haya ningún riesgo ni para trabajadores ni para transeúntes.
  2. FASE DE TRASVASE DE GLP: Una vez ubicada la cisterna en la zona de trabajo y dentro del vallado de seguridad, se procede a los preparativos para iniciar la descarga: vaciado del depósito de GLP y trasvase al camión cisterna. El trasvase puede durar varias horas, en función de la capacidad del depósito.
  3. FASE DE QUEMADO: En esta fase vamos a quemar el gas que queda en el depósito, hasta dejarlo listo para su inertización. Hay que tener especial precaución con la ubicación de los quemadores, situándolos con seguridad, lejos de la presencia de árboles o cualquier elemento existente, señalizados y convenientemente vallados.
  4. INERTIZADO DE DEPÓSITO CON AGUA: En este paso,  se conecta la manguera de llenado (desde un camión cisterna con agua), para que el agua se introduzca por la parte más baja del depósito y, según se vaya llenando de agua, se desplace el gas hacia la parte superior. La presión del agua es superior a la del gas residual que se encuentra en el interior del depósito; así, según se desplaza el gas hacia la parte superior, va saliendo por la manguera que a su vez estará conectada a uno o varios quemadores, para, de este modo, seguir quemando el gas que va desplazando el agua. El depósito se considerará inertizado cuando salga agua por el quemador o quemadores de forma continua.
  5. DESMANTELAMIENTO DEL DEPÓSITO: Una vez que hemos llenado el depósito con agua, se procede a su vaciado (retorno al camión cisterna), esta operación se realiza a presión atmosférica. Una vez se ha sacado todo el agua  del depósito, se realizan mediciones con aparatos especiales para comprobar que no hay ningún resto de GLP en el depósito. Finalmente, el agua se lleva a una planta de tratamiento de residuos, al igual que el depósito, que, una vez desmontado de su emplazamiento, se lleva a un gestor de residuos autorizado.  
  6. RESTITUCIÓN DEL TERRENO: Una vez retirado el depósito a planta de residuos autorizado, se restituye el terreno, aportando tierras si fuera necesario.

Como se puede comprobar se trata de un proceso complejo que requiere de los mejores profesionales para su ejecución. EMOI, S.A. tiene más de 30 años de experiencia en la ejecución de gasoductos y de cualquier instalación de gas natural.

 

 

 

Añadir nuevo comentario