PLAN DE EMERGENCIA Y AUTOPROTECCION

Existen dos conceptos que habitualmente se confunden. Se trata de los Planes de Emergencia y los Planes de Autoprotección. Pueden parecer que tratan de lo mismo, pero se trata de de documentos técnicos diferentes:

PLAN DE EMERGENCIA: Documento que prevé la organización de la respuesta ante situaciones de emergencia clasificadas para el control inicial de las mismas, garantizándose la alarma, la evacuación y el socorro. Cualquier centro de trabajo debe tenerlo, según el art. 20 de la LPRL, a menos que tenga que elaborar otro tipo de Plan más complejo. Es un documento de uso interno, que debe implantarse en el centro de trabajo. No requiere su registro en ningún órgano administrativo. Es decir, el Plan de Emergencias está regulado por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 20. Entonces debe ser aplicado a todas las empresas con trabajadores contratados por cuenta ajena.Para elaborar un plan de emergencias no existe un criterio específico sobre su contenido.

PLAN DE AUTOPROTECCIÓN: Documento que sustituye al Plan de emergencia general, cuando el centro, instalación o establecimiento desarrolla actividades consideradas generadoras de riesgos o susceptibles de resultar afectadas por situaciones de emergencia (actividades reflejadas en el Anexo I del RD 393/2007). Es decir, el Plan de Autoprotección está regulado por el Real Decreto 393/2007, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección y se aplicará solamente a determinadas empresas, aquellas que desarrollen actividades recogidas en su Anexo I: actividades recreativas, espectáculos públicos, centros sanitarios, centros educativos, residencias de ancianos, etc

Para elaborar un Plan de Autoprotección, es preciso seguir el contenido regulado en el Real Decreto 393/2007. (El Plan de Emergencias debe estar incluido dentro del Plan de Autoprotección) Además, a diferencia del Plan de Emergencias, debe de estar aprobado por la autoridad competente de cada Comunidad Autónoma.

Por último, aunque ambos documentos deben de integrarse en la organización de la empresa de manera continua, el Plan de Autoprotección debe de integrarse mediante la creación de los equipos de emergencias, informando y formando a todos los trabajadores del plan, así como en primeros auxilios o extinción de incendios o la realización de simulacros de forma periódica. En fin, dicho plan realiza un análisis de la actividad del centro de trabajo y designa una estructura de actuación, propone distintas situaciones de emergencia y recoge las acciones específicas a adoptar para cada una de ellas.

 

 

Añadir nuevo comentario