RIESGO ELECTRICO

La electricidad está presente en casi todos los entornos laborales y tendemos a olvidar que puede causar accidentes. Las tareas que puedan suponer exposición al riesgo eléctrico, ya sea de los técnicos electricistas o del resto de trabajadores por contacto accidental, necesitan ser identificadas y evaluadas para poder aplicar las medidas de prevención específicas. Y es que, según un estudio del Ministerio de Trabajo, entre enero y septiembre de 2020, hubo casi 1900 accidentes laborales por problemas eléctricos y que elevaron a 12 las víctimas mortales por esa causa. La gran mayoría de los accidentes por electrización se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria en cuestión.

¿A qué llamamos Riesgo Eléctrico?

Es la probabilidad de que ocurra un contacto directo o indirecto con una instalación eléctrica y que puede ocasionar daños personales, y/o materiales (ejemplo incendio o explosión)

Factores que determinan la gravedad

  1. Intensidad de la corriente eléctrica,
  2. La corriente, si es continua o alterna,
  3. El recorrido de la corriente eléctrica,
  4. Tiempo de exposición a la corriente,
  5. Resistencia de la corriente y tensión de contacto.

Las CINCO REGLAS DE ORO PARA TRABAJOS ELÉCTRICOS

  1. Desconectar la instalación. Corte de todas las fuentes de tensión.
  2. Prestar atención a posibles retroalimentaciones: enclavamiento o bloqueo de los aparatos de corte.
  3. Verificación de ausencia de tensión.
  4. Poner a tierra y en corto circuito temporal todas las posibles fuentes de tensión: tras verificar la ausencia de tensión, crea una zona segura alrededor de la zona de trabajo.
  5. Señalizar siempre la zona de trabajo.

Medidas preventivas asociadas a estos trabajos

  • Orden y limpieza de la zona de trabajo.
  • Uso de EPIS: Ropa ignífuga y antiestática. Casco con barbuquejo. Protección ocular. Protección auditiva. Guantes ignífugos y guantes aislantes. Calzado de seguridad dieléctrico.
  • Formación de los trabajadores específica a esta clase de riesgo.
  • Inspección periódica de los aparatos de medida
  • Contar con el Permiso de Trabajo por Riesgo Eléctrico.
  • Cumplir con las 5 REGLAS DE ORO

 

Añadir nuevo comentario