Te animas a ahorrar energía?

Las subidas continuas en el precio de la energía que vivimos en las últimas semanas, se han convertido en una pesadilla para el presupuesto de las familias. No tenemos más remedio que contrarrestar el alza en los precios haciendo un uso más racional de la energía que consumimos

Debemos de empezar ya a gastar lo menos posible. Con unos sencillos gestos, podemos hacer mucho por nuestro medio ambiente y, por qué no, por nuestro “bolsillo” ¿Te animas a ahorrar energía?

  1. Utiliza bombillas de bajo consumo o LED: Alrededor de un 25 % de la energía que se consume en un hogar va destinada a la iluminación. Es decir, es conveniente la utilización de este tipo de bombillas porque va a reportar una gran ventaja económica a final de mes, así como un ahorro energético considerable que nuestro medio ambiente agradecerá.
  2. No dejes los aparatos eléctricos en “modo suspensión”: el piloto rojo de dichos aparatos indica que están conectados a la red eléctrica y que están consumiendo electricidad.  Al final de año va a representar un consumo nada despreciable.
  3. Compra electrodomésticos u otros aparatos eléctricos con la etiqueta “A” de máxima eficiencia energética. Dichos aparatos, trabajan al máximo rendimiento, pero con un consumo mínimo.
  4. Revisa el aislamiento de tu casa, tanto ventanas como puertas. Un buen cerramiento, bien aislado, es sinónimo de eficiencia calorífica y esto redundará en tu factura de la luz y del gas.
  5. Debes tener tu caldera y sistema de calefacción de tu casa siempre a punto. Una caldera antigua supone un gasto energético y un peligro en potencia por la mala combustión. Cambia de caldera a una de última generación, más eficiente y segura y lo notarás en tu factura del gas a final de mes.
  6. Muévete en transporte público. Parece obvio, pero dado los problemas de contaminación de las grandes ciudades, y el excesivo precio del combustible, parece lo más lógico moverse en transporte colectivo. El uso de la bicicleta o, si se puede, simplemente moverse andando, sería el recurso más efectivo de movilidad en la gran ciudad.
  7. ¿No tienes más remedio que moverte en tu coche? El comportamiento del conductor influye sobre el consumo del carburante del vehículo. Hemos de tener especial cuidado al arrancar el coche o cuando utilizamos el acelerador de manera inadecuada. Debemos ser capaces de anticiparnos a las situaciones del tráfico con el fin de frenar lo menos posible. Mantener una velocidad adecuada y constante hará que el consumo se mantenga bajo. Esto generará menos costes en el mantenimiento del vehículo (frenos, embrague, caja de cambios, motor, neumáticos...) pues están sometidos a un esfuerzo menor.
  8. Recicla: cuando no se extraen los materiales de nuestro entorno y no es preciso darles un tratamiento específico, el consumo de energía es muchísimo menor. El reciclaje ayuda a reducir la contaminación, ahorra energía y es nuestra actividad más sostenible, ayudando a la preservación de los recursos naturales.
  9. Usa la lavadora con carga completa: ahorraras agua y electricidad…

En EMOI, S.A. llevamos años concienciados con un uso racional de la energía. Para ello, y entre otras acciones, utilizamos luces LED en todas nuestras instalaciones, hacemos un uso racional de la calefacción y del aire acondicionado y realizamos un mantenimiento constante de nuestros vehículos para que sean mucho más eficientes.

Añadir nuevo comentario